Juega Aquí

Última encuesta Kronos  da cuenta que los jugadores de tragamonedas ilegales han aumentado sus apuestas y se convierten en apostadores exclusivos de estos juegos, abandonando otras opciones.


Con el objetivo de actualizar el conocimiento sobre este mercado, Polla Chilena de Beneficencia encargó a la empresa Kronos la tercera encuesta “Dimensionamiento del mercado de tragamonedas de barrio y casinos ilegales”. La idea era conocer el número de jugadores, su perfil y monto de sus apuestas, así como también (por primera vez),  saber quiénes acuden a los casinos ilegales. Esta medición se efectuó  hace algunos meses y, para la muestra, se entrevistó a  mil 200 hombres y mujeres mayores de 18 años de Santiago pertenecientes a los grupos socioeconómicos C2, C3 y D.  Las investigaciones anteriores se realizaron  en 2006 y 2012.


v salinasEl  Subgerente de Control Gestión y Estudios de Polla Chilena, Vladimir Salinas, precisa que “el mercado de los juegos de azar se viene reduciendo en los últimos años y esta tendencia también afecta a las tragamonedas, con una baja del ocho por ciento.”  Plantea, asimismo,  que, tras diez años de investigaciones, se mantiene en el 60 por ciento  la población jugadora que declara nunca haber apostado en estas máquinas.   

“Uno de los resultados interesantes, que aparece en la encuesta, es que si –eventualmente- una máquina de raspe entregara los mismos premios y las mismas posibilidades de ganar que las tragamonedas, la mitad de los jugadores exclusivos de éstas muestran predisposición  positiva al cambio”, señala el ejecutivo.

Perfil de los jugadores

El estudio arroja que quienes juegan en tragamonedas de barrio son preferentemente dueñas de casa de sectores bajos y jóvenes. Salinas resalta, además, que en la medición anterior, este grupo actuaba de manera mixta: utilizaba juegos de azar y tragamonedas y ahora mayoritariamente solo estas últimas (en barrio y casinos): “justifican su accionar conque este juego ilegal es un espacio donde encuentran entretención cerca de la casa y una forma de hacer poco dinero pero que les sirve para cubrir sus necesidades inmediatas”. Estos jugadores han elevado el monto de las apuestas en un 49 por ciento, de acuerdo a la medición de 2012; hoy gastan, en promedio, $2.700 por vez y, como ya se dijo, la típica apostadora corresponde a la dueña de casa que va de compras.


Respecto a los casinos ilegales, explica el subgerente Salinas, “estos comenzaron a aparecer el 2012 en las ciudades más importantes del país y  están muy bien ubicados en lugares céntricos, con una oferta que en nada tienen que envidiar a los legales.


En cuanto al perfil del apostador, señala: “al igual que el de barrio, a este jugador no le importa que sean juegos ilegales pero sí la presencia de menores en el local”. Reconocen como motivación para el juego la entretención y la posibilidad de ganar de forma inmediata, por ello apuestan más que los de barrio ($6.000 en promedio); sin embargo, sobresale lo atractivo y lúdico: “la adrenalina, el ambiente y el lugar  convierten a estos casinos en un panorama para los viernes y sábado”, indica el ejecutivo de Polla Chilena.  


Agrega que, como el número de jugadores ha caído en los últimos años, los propietarios de estos locales están desarrollando una estrategia comercial más compleja que solo instalarse en lugares céntricos con butacas cómodas: “Planifican desarrollar su mercado imitando a los casinos legales al incentivar el ingreso de los clientes con sorteos de autos, motos o pasajes para quienes se encuentren en el local; se han  profesionalizado.”


“Lo interesante -concluye Vladimir Salinas- es que la encuesta señala que los no jugadores tienen una opinión cada vez más negativa de estos juegos. En esta medición esa cifra llegó al 83 por ciento. “

logo loto logo loto3 logo loto4 experto polla gol polla boleto polla raspe racha